16.4.08

Eloy Gomez Rube

Cuando escribo estas líneas me imagino que aún se estará celebrando en la Facultad de Filosofía y letras de Cádiz el homenaje que sus compañeros de trabajo rinden a Eloy Gómez Rube.

Eloy, ha sido el poeta underground por antonomasia del Cádiz de los 80 con una obra, escasa pero intensa, que a él mismo le gustaba definir como «canalla, yonki y maricona». Sin duda no estarán nuestros grandes literatos provinciales, salvo alguna excepción discreta, lo que Eloy, esté donde esté, lo agradecerá.

Eloy fue un bohemio, un vividor a su manera, y un referente "maldito" para los que en aquellos años abríamos los ojos al mundo. No había fiesta, presentación o local en el que no apareciera Eloy, con su fama de haber recorrido Alemania del Este, haber probado todos los excesos, de representar en palabras de JJ Téllez la rabia kontrakutre de Eloy Gómez Rube, maldito a la antigua usanza, quizá maldito de sí mismo, pero maldito, felizmente maldito, en una ciudad atosigantemente a veces bendita, entre ojanas cotidianas y olor a incienso y a Corpus Christi, y en palabras del periodista Daniel Pérez que fuera obstinado seguidor de esa literatura amarga que le roba la palabra a la basura, cultiva la semántica triste de las alcantarillas y se empeña en negar las virtudes de la ortodoxia ruin que crece al amparo subsidiario del sistema.


A Eloy debo alguno de los momentos más delirantes de mi carrera universitaria cuando propusimos, un grupo de compañeros y yo, la lectura de sus poemas como alternativa a aquellos versos del 27 (aún hoy creo que tendrían más sentido) que se nos proponía como literatura a comentar. Incluso, a pesar de mi nula memoria para citas y poemas, recuerdo uno de sus poemas que decía, más o menos así:

Quiero aparecer en los billetes
de veinte duros
Como Bécquer y Falla...

Así que hoy sirvan estas líneas como pequeño homenaje a alguien que me hizo disfrutar de la literatura sin necesidad de ser consagrado en críticas de suplementos culturales.


Os dejo un enlace a su última publicación Trilogía sperpento gaditano de las vidas. También os dejo un enlace a dos historias El Mecenas y Santo Resucitado.

0 comentarios: