15.10.09

Cimentando el disparate educativo... y la mala imagen del docente de a pie.

Lejos de la realidad del día a día, fuera de toda muestra de respeto y valoración del trabajo de cada docente dentro de su aula, sin asomo de tener en cuenta la evaluación continua que ella misma ha decretado, y así hasta casi el infinito, la Consejería de Educación vuelve a dejar claro cuál es su concepto de calidad educativa, cuál es el concepto que tiene sobre el valor de la educación, no de la EDUCACIÓN esa de la Escuela 2.0 ni de planes y proyectos deslabazados,no; con decisiones como la que os cuento, la Consejería, y por ende todo el gobierno autonómico, deja claro que la importancia de la educación está en que los usuarios/as de la misma estén contentos con lo superfluo (libros para todos y todas, portátiles para los alumnos y un pen drive con 4GB para todo el centro, aulas matinales, más días de curso, ...) y no deban preocuparse por una cultura de esfuerzo, superación, trabajo diario, respeto, etc... no fuera a ser que dentro de 10 años tengamos una generación capaz de ver que lo que se prometía en el 82 sigue prometiéndose aún, a pesar de que el color del gobierno siempre ha sido el mismo. En fin, Dios nos libre pronto de esta plaga, porque no hay mal que cien años dure...ni cuerpo (de docentes) que lo resista.

EL MUNDO(08/10/09)
La Junta ordena aprobar a dos alumnos que sacaron un 2 de nota en Biología

La Consejería no ha especificado qué norma ha ’incumplido’ el centro

Teresa López Pavón | Sevilla jueves 08/10/2009

De un 1,7 a un 5; de un deficiente a un aprobado. De tener que repetir 2º Bachillerato a poder presentarse una semana después a los exámenes de selectividad. Un alumno del Instituto Valle Inclán de Sevilla ha visto cómo aprobaba la Biología de 2º de Bachillerato por ’decreto’ de la delegación de Educación y pese a que, según la evaluación a que fue sometido por los profesores de su centro, su examen no merecía más allá de un 1, 7 -un 2 según la calificación oficial, pues la base de datos de la Consejería de Educación no admite decimales-.

Los profesores del centro han denunciado la actuación del delegado de Educación, Jaime Mougán, que firma la resolución admitiendo la reclamación del alumno sin argumentar el cambio de calificación ni aportar los detalles de la evaluación que ha llevado a la comisión de reclamaciones a ordenar que se apruebe al alumno.

Gracias al aprobado conseguido ’en los despachos’ el estudiante pudo presentarse a las pruebas de Selectividad en su convocatoria del pasado mes de septiembre, pero no las ha superado. Concretamente, en el examen de Biología obtuvo un 2,05, en consonancia con la calificación que había obtenido de su profesora.

"En la supervisión del examen extraordinario de septiembre de 2º de Biología, que se adjunta en la documentación, se considera que el mismo no debe ser evaluado con una calificación negativa (inferior a 5, como se recoge en la Orden de 14 de septiembre de 1994 sobre evaluación en Bachillerato), ya que los contenidos recogidos en las respuestas alcanzan la calificación de 5".

Con esta resolución escueta y sin más informe que la acompañe la delegación liquida el asunto, estimando la reclamación "por no haber actuado el centro de forma respetuosa con la norma". En ningún momento se especifica qué norma ha incumplido el centro o qué criterio de evaluación diferente a los aplicados por la profesora y el departamento de Biología han llevado a la modificación sustancial del resultado de la evaluación.

Reincidencia de la Consejería

Pero no es ésta la primera vez que ocurre algo parecido. Ya el año pasado se produjo una situación parecida con una alumna que suspendió igualmente Biología en la convocatoria de septiembre y recurrió su nota ante la delegación de Educación. En aquel caso, la administración también le dio la razón a la alumna, pero igualmente la Selectividad volvió a poner las cosas en su sitio. La estudiante sacó en Biología un 2,75, aunque aprobó selectividad gracias a la media con el resto de los exámenes.

La profesora ’desautorizada’ por la delegación de Educación ha sido la misma en las dos ocasiones, algo que el equipo docente considera fruto de la casualidad, ya que ni siquiera se trata de una asignatura o un docente que tenga un índice elevado de suspensos. Por contra, si así fuera, los servicios de Inspección podrían llegar a la conclusión de que se había producido una reincidencia por parte de la profesora en la aplicación errónea de los criterios de evaluación.

"Lo lógico en ese caso es que se le abra un expediente, pero no ha sido así. Creemos que, sencillamente, la delegación de Educación ha decidido admitir todos los recursos que afecten a alumnos de 2º de Bachillerato (el último curso de la Secundaria y la ’puerta’ a la selectividad), para así aumentar sus estadísticas de titulados", afirma uno de los docentes que apoyan la protesta del departamento.

Sea cual sea el motivo, el mensaje que se traslada a los alumnos -afirman los profesores- es que no pasa nada por que te quede una asignatura pendiente al finalizar el Bachillerato porque la delegación "te pasa la mano". "Cómo vamos a exigirle nada a los alumnos si éstos saben que tienen a su disposición la posibilidad de aprobar en los despachos de la delegación lo que no han sido capaces de aprobar en el aula", añade la jefa del departamento.

La denuncia de los docentes del IES Vallé Inclán de Sevilla, encabezada por los cuatro docentes del departamento de Biología, se produce esta misma semana en que la Unesco ha celebrado el Día del Profesorado y que, en España, ha tenido como protagonista el debate sobre la autoridad y el prestigio perdidos del profesorado como origen de muchos de los problemas que aquejan a la educación y que tienen como consecuencia un importante incremento del fracaso escolar.

"Con decisiones como éstas es la administración la que desautoriza injustificadamente a sus profesores ante los alumnos, ante los padres y ante la sociedad en su conjunto", afirman.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si le sirve de consuelo (que no creo), en el IES de mi pueblo, se aprobo a una alumna a la que se habia pillado TRES VECES copiando, vamos que no había duda.
Pero claro era hija de quien era.
No le resulta sorprendente que quienes siguen siendo profesores, no colegitas, sean los que menos problemas tienen con sus alumnos. Aunque a sus espaldas les pongan verdes
Rafa.

Pepe dijo...

Amigo Rafa, qué razón tienes. Cuántas veces te llegan los comentarios "de la puerta", los que se emiten desde la seguridad del anonimato y la perspectiva del que está por encima del bien y del mal.

Nuestra educación actual pecó, yo entre ellos, de querer acercar la escuela a los usuarios de la misma (alumnos y alumnas, padres y madres, entorno más cercano,...) intentando sacar fuera las encorsetadas normas de los últimos años 70, pero cometimos el error de no marcar unos límites, de no sentar unas bases de respeto hacia el docente, y transmitimos en muchas ocasiones la sensación, no irreal, de que el docente era uno más. Y ciertamente es uno más pero no igual. De ahí que quienes no han sabido adaptarse a dejar claro el modelo de relaciones interpersonales en el aula están teniendo enormes problemas para capear el temporal que se les viene encima, porque sólo desde la autoridad de nuestro conocimiento y desde la sabiduría en el trato con los alumnos/as es desde donde obtendremos el respeto. Luego ya vendrán los leguleyos a decirnos que hay que aprobar, pero eso, amigo Rafa, no podemos evitarlo, aún.

Gracias por el comentario.

Pepe dijo...

Amigo Rafa, qué razón tienes. Cuántas veces te llegan los comentarios "de la puerta", los que se emiten desde la seguridad del anonimato y la perspectiva del que está por encima del bien y del mal.

Nuestra educación actual pecó, yo entre ellos, de querer acercar la escuela a los usuarios de la misma (alumnos y alumnas, padres y madres, entorno más cercano,...) intentando sacar fuera las encorsetadas normas de los últimos años 70, pero cometimos el error de no marcar unos límites, de no sentar unas bases de respeto hacia el docente, y transmitimos en muchas ocasiones la sensación, no irreal, de que el docente era uno más. Y ciertamente es uno más pero no igual. De ahí que quienes no han sabido adaptarse a dejar claro el modelo de relaciones interpersonales en el aula están teniendo enormes problemas para capear el temporal que se les viene encima, porque sólo desde la autoridad de nuestro conocimiento y desde la sabiduría en el trato con los alumnos/as es desde donde obtendremos el respeto. Luego ya vendrán los leguleyos a decirnos que hay que aprobar, pero eso, amigo Rafa, no podemos evitarlo, aún.

Gracias por el comentario.

angelesgrinberg dijo...

Impresionante! Felicitaciones por el blog: excelente. Concuerdo con mucho de lo que cuentas. Los hombres pecan, la educación es una víctima más. Os dejo un blog sobre bachillerato y preuniversitario muy interesante. Espero os guste!

Saludos