26.2.09

Provocación.


A veces uno intenta entender qué hace a nuestros políticos (y políticas) ser unos verdaderos provocadores (y provocadoras), y la verdad es que no me lo explico.


Desde hace un cierto tiempo en Andalucía, la Consejería de Educación y sus asesores, se dedican a poner sobre el papel del BOJA toda una serie de medidas que, en su megalomanía virtual alejada de la realidad común de nuestras escuelas e institutos, pretenden servir para paliar nuestro fracaso escolar, fracaso que parece se produce sólo en la enseñanza pública, porque nunca vemos los resultados de los centros concertados y/o privados.


Estas medidas (Plan de Calidad, Adelanto del inicio de Curso, Nuevos reglamentos de Organización, etc...) son rechazadas por una mayoría del profesorado, mayoría que en cualquier cámara parlamentaria le haría ser el famoso "rodillo" de los años 80, basando y argumentando este rechazo en la mera virtualidad de esas medidas que nunca contemplan el más mínimo compromiso de la administración, dejando exclusivamente el éxito o fracaso de las mismas en las espaldas docentes. Y sin embargo, como homenaje a Paco Martínez Soria (que me perdone D. Paco por la comparación), nuestra Consejería se mantiene en un "erre que erre", en una huida hacia adelante que no sabemos a dónde nos llevará.


Y es ahí en donde se produce la provocación, porque qué otra cosa puede ser que los docentes rechacemos y pidamos una apertura de negociaciones, cuando los que presumen de talante democrático, de defensa de la enseñanza, etc... utilizan el "ordeno y mando" para tomar este tipo de decisiones, que por otra parte podían tener la decencia política de imponer sin más y no hacernos perder el tiempo, las fuerzas y generar un rechazo mayúsculo hacia la normativa, toda vez que ésta es necesaria e imprescindible pero no tiene por qué no ser consensuada, es más, debiera serlo siempre partiendo de la experiencia real de los distintos profesionales que cada día trabajamos en las escuelas e institutos de Andalucía.


Como me gusta buscar una razón a las cosas, creo que esta cita de J-L. Sampedro, de actualidad hace poco por su premio Planeta, pudiera ser la razón que sustenta intelectualmente esta actitud, aunque claro probablemente nuestra consejera no llegó hasta el final.


La enseñanza, debe ser, sobre todo, una provocación intelectual

(J.L. SAMPEDRO).

25.2.09

Dos pensamientos.


Ayer hubo una convocatoria de huelga contra el Decreto de Calendario y Jornada escolar y el Decreto de Función Pública, pidiéndose en ambos casos su retirada. La Consejería cifra en un 11% el seguimiento, mientras que los sindicatos convocantes lo colocan en un 70,3%. Pero ¿tú fuistes?.


Leo que el ministro de Justicia dimite por ier a una cacería en la que se encuentra con un juez y para la que no tenía permiso. ¿Le gustará a Dº Teresa Jiménez, Consejera de Educación, la cacería? (La de animales se entiende) ¿Tendrá licencia para cazar? ¿Dimitirá?

24.2.09

Escuela sí, ¿pero para quién?

Discutir ahora si la escuela es necesaria me parecería una boutade. Debatir si el papel de la escuela es la de domesticar a los alumnos y alumnas de cara a su inserción social, puede ser un argumento para otra entrada. Pero pensar, reflexionar un ratito, sobra para quién se construye la escuela sí me parece una idea para la que sentarse a escribir.

Una escuela no puede existir sin una base científica, didáctica, ... y todo esto se concreta en los diferentes currículums que a lo largo de la historia han ido conformando los distintos modelos educativos que las diferentes sociedades y sus necesidades han ido creando. Cuando se elabora un currículum, desde los legisladores educativos, se tiene en cuenta lo que los ciudadanos, supuestamente, van a necesitar como bagaje educativo que sustente los requerimientos que su integración en la vida adulta va a requerir.

Cuando este currículum se lleva a un determinado centro educativo se concreta en lo que, supuestamente también, los ciudadanos de su entorno van a necesitar para llevar a cabo esa integración.

Pero mi pregunta es la siguiente: ¿qué modelo de alumno/a se tiene en la cabeza para diseñar estos currículum? ¿Hay un modelo más o menos real o se tiene en la cabeza una representación más o menos etérea de un alumno/a genérico?

Esta pregunta es de suma importancia dado que si partimos de un alumno/a, al que consideraremos "media", estamos creando un currículum que dejará a un lado a los que estén por debajo pero también a los que están por encima. Algo así como construir una casa y luego añadirle un sótano y una buhardilla. Los escombros y las molestias nos inundarán por un tiempo a la vez que los remates de la obra se notarán sobre la obra inicial, cuando si hubiésemos diseñado y construido primero el sótano, luego el esqueleto de la casa y por último la buhardilla, dándoles el último toque de embellecimiento cuando la estructura estuviese sólidamente acabada, tendríamos un edificio sólido y sin fisuras, que hubiese tardado más en construirse pero a la larga sería más bello y satisfactorio para habitantes y constructores.

Sin embargo, desde que la escuela es escuela, los programas escolares, los contenidos, las actividades, la evaluación, la formación y selección del profesorado, etc... se ha ido haciendo teniendo como referencia al alumno media, al alumno "normal", aquel que menos resistencia ofrece a lo que la escuela le impone, el que menos pone en entredicho la cultura escolar, sus saberes, sus métodos. Desde esos tiempos el currículum ha sido enfocado al alumno con una comprensión más inmediata, lo que facilita que la escuela no tenga que disponer de otros medios de acceso, de facilitación de la comprensión de lo que enseña. Un currículum más orientado a la contención de los instintos naturales, que al encauzamiento adecuado de los mismos, porque precisamente ese alumno media tiende a contenerlos.

Y ante esto, ¿qué hacemos los docentes de a pie? Estoy en ello.

23.2.09

Escuela de Carnaval.


Los que seáis de la provincia de Cádiz, o tengáis ciertos conocimientos sobre el Carnaval de Cádiz, quizá os hayáis planteado que el título de la entrada va referido a esa escuela de carnaval que el Ayuntamiento de Cádiz creó en los colegios de la capital con el fin de promocionar una fiesta que no necesita de estos montajes por su origen, implantación, promoción, etc... Si es así siento defraudaros.


Mientras la normalidad se va recuperando en una ciudad tomada al asalto por casi el doble de sus habitantes en un fin de semana de multitudes, empujones, etc... al que muchos denominan quintaesencia del carnaval, y aprovechando que el día no es lectivo, me leo (reconozco esto entre mis muchas debilidades) en la página oficial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, la alabanza de la Sra. Consejera a la "tarea callada" (yo hubiese alterado el orden) de maestros y profesores que trasciende los centros educativos. (Si queréis leerlo aquí os dejo el enlace).


Lo cierto es que asocié rápidamente el contenido de la "alabanza", con el Carnaval, ignoro aún si por la fecha, por mi proverbial suspicacia ante las alabanzas oficiales, o por los cabreos acumulados.


Y es que me pareció que dicho texto es el disfraz perfecto de una Consejera que bajo el lema de defensa y búsqueda de la calidad, cada día se/nos hunde más en unos planteamientos que cercenan de base la credibilidad, la dignidad y la autoridad de los docentes ante la opinión pública y ante sus propios alumnos y alumnas; es el maquillaje idóneo para cubrir las cicatrices que su política discriminatoria, separadora, creadora de enfrentamientos entre los distintos sectores de la comunidad educativa, está creando. Es, en resumen, el disfraz de Caperucita que usa el Lobo, el disfraz de zanahoria cuando el día antes se llevaba el del palo. Ya sólo falta la chirigota de los sindicatos oficiales de la carnavalesca mesa camilla sectorial, para mostrar el talante negociador, abierto y defensor de la escuela pública de nuestra Consejería.


Ah, se me olvidaba decir que esa "alabanza" de la Consejera se produce en Cádiz en un homenaje a los docentes jubilados en la provincia. Quizás haya tenido un cierto sentido de la delicadeza para no decirlo ante un auditorio de docentes en activo, o quizás un cierto sentimiento de miedo, o vergüenza, o vaya usted a saber qué..


Espero poder escucharlo yo, pero sobre todo verlo plasmado en la política de la Consejería, antes de que me llegue ese momento.

Una experiencia.


Me envía una buena amiga un enlace para ver la edición digital de una revista que edita la Junta de Extremadura y que intenta dar publicidad a las experiencias que se están haciendo en muchos centros sobre el trabajo en las bibliotecas escolares de la comunidad. Se llama Pinakes y me ha parecido una idea, aunque no original, sí necesaria en cuanto que saca a la luz pública todas esas pequeñas experiencias que se hacen día a día en las escuelas e institutos, alejadas de los focos de los programas "estrella", de proyectos casi siempre virtuales, seminarios, etc... Experiencias que responden a una construcción del saber cercano, del ensayo y el error, ese error tan valioso en el aprendizaje. Experiencias, al fin y al cabo, que recogen lo que cada día se va aportando al mundo educativo, siempre distante de ese otro "mundo de las ideas, experiencias y leyes educativas" que promovidas desde las "alturas", llevadas a cabo por gentes cuya única experiencia en las aulas ha sido para justificar un "trabajo" antes de pasar a la poltrona oficial, configuran hoy, por desgracia, el mundo en que nos movemos.


Pinakes, una experiencia que sí merece un reconocimiento y una divulgación y de la que aquí, en El Pizarrín, dejamos constancia.

16.2.09

Aún no hay motivo de alarma.


Aunque parezca mentira aún no se ha creado un nuevo "Día D", y me refiero al pasado día de San Valentín. Bien es cierto que los docentes de inglés aprovechan la ocasión para intentar que sus alumnos y alumnas practiquen escribiendo una carta de "amor" a su "valentine" particular, para lo que en muchos centros se coloca una caja decorada al efecto con la parafernalia y colores adecuados a tal ocasión. ¿Se escribirán cartas aún? Sé que los cuadernos de los adolescentes de los primeros ciclos de ESO siguen llevando esas pequeñas rimas y "poemillas", de amor, de amistad, que llevaban los cuadernos de cuando yo era estudiante, y que en muchas ocasiones me han servido para introducir a Becquer, Neruda, etc...


Pero a lo que iba. Por suerte para los que nos dedicamos a esto de la docencia nuestras queridísimas autoridades no han decidido que haya que crear un nuevo día "D", dedicado en este caso a ese santo que es el patrón de los enamorados. Ignoro si porque el amor ñoño y cursi que se vende es ajeno a nuestra Consejería o porque las grandes, y pequeñas, superficies siguen vendiendo sin necesidad de que se les amplifique su negocio en las escuelas e institutos. Pero me temo que con esto de la tan traída y llevada crisis terminemos creando un nuevo día "D", con un problema añadido: ¿qué nombre le pondremos?


Si nos decidimos por "Día de los enamorados", sería largo porque habría que añadir "y de las enamoradas", y no quedaría muy estético en pegatinas y demás logos.


Si la elección fuera "Día del amor" habría que matizar de qué amor estamos hablando: fraternal, paternal, de pareja, solitario, divino,... y siempre habría quien no se encontrara reflejado en esa definición.


Tampoco quedaría muy adecuado dejarlo en "Día de S. Valentín", por las connotaciones religiosas del tema y porque e habría que añadir el de "Afrodita o Venus" que eran, si mal no recuerdo, las diosas del amor, aunque a lo mejor hay en el santoral un equivalente femenino a S. Valentín, y en ese caso tendría que modificarse el santoral lo que supondría un lío mayúsculo a nivel mundial.


En fin, que visto lo visto, me callo no vaya a ser cosa que alguien me lea y le dé por ponerse a pensar... y ya sabemos, como dijo el buen Confucio, que pensar sin aprender es tiempo perdido y pensar sin aprender es peligroso.

12.2.09

Podemos poner freno.

  • Porque ya está bien de despreciar nuestro trabajo.
  • Porque ya está bien de que parezca que siempre necesitamos más por no hacer nada: más euros por hacer nuestro trabajo (Plan de Calidad), Más días para conseguir objetivos (adelanto del curso).
  • Porque ya está bien de imposiciones unilaterales que buscan más cubrir sus responsabilidades que dar soluciones al estado lamentable de la educación en Andalucía.
  • Porque nunca hemos buscado un enfrentamiento con las AMPAS sino todo lo contrario, cuando ahora desde la Consejería se nos quiere enfrentar para quedar ellos/as en segundo plano.
  • Porque queremos una verdadera calidad en educación, empezando por que la Administración tenga CALIDAD CON EL PROFESORADO.
  • Porque reivindicamos menor ratio, más docentes de apoyo real y no para sustituciones, renovación de los materiales, adecuación de los edificios a la normativa,...
  • Porque estoy harto de soportar a personajes que ocupan cargos sin saber por qué.
  • Porque podría estar así hasta mañana pero ya esta bien sólo te pido...

11.2.09

Ah,... Piaget

Parece haber caído sobre él una pátina de olvido, sin embargo aquellos que crecimos, pedagógicamente hablando, a su sombra le tenemos muy presente. Este vídeo es un ejemplo.

8.2.09

Calidad y práctica educativa.


Dándole vueltas a la presentación de la entrada anterior de El Pizarrín, no dejo de pensar en que usando las competencias, o cualquier otro aspecto del curriculum, podemos reflexionar sobre nuestra práctica docente, es más, no podríamos llamarla práctica si no hubiese una reflexión sobre qué y cómo, sobre cuándo y por qué, hacemos lo que hacemos en nuestro día a día.

Sin embargo creo que lo principal, lo que de verdad diferencia la "calidad" de nuestras clases, de nuestra práctica, no es el volumen de términos, de recursos, de medios,... que empleemos en ella, sino el acto de comunicación que supone en sí misma, que alcanza su máximo cuando aparece, cuando el alumno así lo capta, como una creación espontánea que se produce en ese instante mágico en que el saber que se transmite penetra en algún lugar de nuestro interior, busca acomodo y ahí espera pacientemente, años incluso, a que lo necesitemos.

Al menos a mí me lo parecía cuando D. Francisco García, mi maestro, explicaba una lectura (aquel maestro Garreta de S. Feliú de Guixols) un eclipse, aquella forma de restar con llevadas,...

Mi problema de ahora es saber si mis alumnos perciben eso o no.

5.2.09

Competencias: un arma para reflexionar.

Vía Maestrolandia encuentro esta presentación, cuyo autor es Tomás Sánchez Iniesta.

En ella se viene a proponer que la aparición del término competencias como vertebrador de la práctica docente debe servirnos para llevar a cabo una reflexión sobre nuestra práctica educativa, la del día a día, de forma que usando una "obligación" normativa, ésta pueda ser la base sobre la que aprovechar su inclusión como "arma" reflexiva de nuestro día a día.

3.2.09

Adelanto del inicio del curso escolar en Andalucía.


A veces nos queda la impresión que la escuela de hoy en día sólo interesa a unos cuantos y no precisamente a quienes debieran hacer de ella, de su defensa y promoción, un santo y seña.


Veo, sin ninguna perplejidad porque me lo esperaba, que tras una segunda ronda de conversaciones de la Consejería de Educación con los sindicatos de docentes representados en la mesa sectorial de negociación, que el propuesto adelanto de curso se "retrasa" del día 7 al día 10, lo que se presenta como un logro, como una actitud de diálogo, en fin como siempre.


Y no es que no quiera yo ahora dejar de lado el aspecto básico en cualquier negociación que es el ceder para consensuar. Ni por un asomo. Lo que sucede es que hemos entrado, o mejor dicho estos sindicatos, han entrado en un regateo más propio de un zoco rifeño que de una mesa en la que se pretende tratar, supuestamente claro, la conciliación de la vida laboral de las familias y la calidad de la educación. En la administración -y en la educativa mucho más- lo importante parece no tanto alcanzar resultados y/o acuerdos como aparentar que se toman/alcanzan... los mismos usando la mera publicación en papel de normas,proyectos, planes, evaluaciones, etc..., aunque éstos no sean mas que papel mojado, que en realidad es como deben ser para la administración en búsqueda de un efecto más que de un verdadero resultado, en una auténtica estafa a los ciudadanos que ven proyectos y demás zarandajas en los que la Administración no ha asumido un solo compromiso concreto.


Por centrarnos un poco debiéramos diferenciar los dos aspectos. La vida laboral y familiar de las familias se conciliaría muy bien abriendo los centros educativos los 365 días al año, sin que ello quiera decir que deban tener un componente lectivo. Es decir que los padres/madres pueden dejar a sus hijos/as en los colegios pero en manos de otro personal no docente y con actividades no necesariamente lectivas. Claro, que esto cuesta dinero y esfuerzo, así que ni se toca, lo que ridiculiza mucho más esos 5 días (suponiendo que no haya fin de semana en medio) que se adelanta el inicio de curso para la "conciliación" .


Por otro lado imagino que después de 25 cursos escolares a mis espaldas algo de visión tendré sobre este inicio adelantado. Creo que en estos 25 cursos sólo en una ocasión hemos tenido la plantilla cubierta al 100% en su momento, es decir en la primera semana de curso, porque cada año aparece por la puerta un compañero/a el primer día de clase e inmediatamente se sube a un aula con 25 chavales y chavalas de las que desconoce el nombre, situación, e incluso dónde están sus materiales docentes. Calidad no sé, pero recogidos sí que se encuentran para las estadísticas de comienzo de curso. Y años hay en los que ni aparece este compañero/a y los chavales/as se atienden como mejor se puede.


Y ahora, en esta negociación se pone el énfasis en si el 7, o el 10, o el 15. ¿De verdad creen estos politicastros y estos sindicalistas de mesa sectorial (camilla)que este debate interesa a los docentes o si tan siquiera es necesario?


Como docente de a pie, quiero ver en los debates propuestas concretas y que comprometan por igual a Administración y a docentes. ¿Por qué no exigir acuerdos concretos de nombramientos de plantilla en una fecha fija? ¿Por qué no unir calidad con ratios adecuadas y recursos adecuados? ¿Para cuándo dignificar la figura del docente con acuerdos concretos y prácticos, lejos de compararnos con Yoda y su discípulo Obi Wan Kenobi?


En fin, que volvemos a mercadillear, o como dice un viejo refrán que solía usar mi abuelo: Se tira la harina y se aprovecha el afrecho.


2.2.09

Cine y Escuela.



En decine21 encuentro un listado de una selección de películas relacionadas con la escuela o con el mundo de la educación en general. Hay títulos que no he visto y otros que añadiría personalmente, pero como punto de partida creo que puede ser interesante, dado que las temáticas son amplias y variadas. ¿Cuántas habéis visto? ¿Cuál añadiríais? Y por qué no, ¿cuáles suprimiríais?


Desconozco si el orden es por votación popular o a libre criterio de quien las ha puesto.


1. El club de los poetas muertos
2. Diarios de la calle
3. Rebelión en las aulas
4. Mentes peligrosas
5. Profesor Holland
6. Cadena de favores
7. Música del corazón
8. Esta tierra es mía
9. Los chicos del coro
10. La versión Browning (1951)
11. La versión Browning
12. Billy Elliot (Quiero bailar)
13. Election
14. Adiós, Mr. Chips
15. Adiós, Mr. Chips (1969)
15. Ni uno menos
16. El hombre sin rostro
17. El profesor chiflado
18. Cielo de octubre
19. El rey y yo
20. Ana y el rey
21. Academia Rushmore
22. La calumnia
23. Esos tres
24. Hoy empieza todo
25. El milagro de Anna Sullivan
26. El club de los cinco
27. La lengua de las mariposas
28. Half Nelson
29. Madadayo
30. Elephant
31. Diario de un escándalo
32. Descubriendo a Forrester
33. Educando a Rita
34. El club de los emperadores
35. ¡Esto es ritmo!
36. La sonrisa de Mona Lisa
37. Lecciones inolvidables
38. Tierras de penumbra
39. 187
40. You're the One (Una historia de entonces)
41. Hijos de un dios menor
42. La soga
43. El sustituto
44. Matilda
45. Una rubia muy legal
46. Oleanna
47. El estudiante novato
48. El colegial
49. Semilla de maldad
50. Forja de hombres
51. La ciudad de los muchachos
52. The Faculty
53. Secuestrando a la señorita Tingle
54. Cero en conducta
55. Los cuatrocientos golpes
56. Ser y tener
57. Herencia del viento
58. El profe
59. El ángel azul
60. Lolita (1962)
61. Un yanqui en Oxford
62. El pequeño salvaje
63. La piel dura
64. Diario de un rebelde
65. La terrible miss Dove
66. Enséñame a querer
67. Semillas de rencor
68. Adiós, muchachos
69. Un lugar en el mundo
70. Pigmalión
71. My Fair Lady
72. Oliver Twist (1948)
73. Oliver!
74. El espíritu de la colmena
75. Un poeta entre reclutas
76. Jóvenes prodigiosos
77. Un puente hacia Terabithia
78. American History X
79. Escuela de rock
80. El camino a casa
81. Nacida ayer (1950)
82. Vidas contadas
83. Las diabólicas
84. Karate Kid
85. Ángeles sin paraíso
86. Bienvenido Mr. Marshall
87. Sonrisas y lágrimas
88. Una mente maravillosa
89. Harry Potter y la piedra filosofal, junto al resto de la saga
90. Vida de un estudiante
91. If...
92. Mad Hot Ballroom
93. Historias de la radio
94. Marty
95. Había un padre
96. Los primeros amigos
97. Machuca
98. Estación Central de Brasil
99. El indomable Will Hunting100. El rey de la colina

1.2.09

Silencios del tiempo.

La entrada que sigue está copiada tal cual del Blog La Taberna del Fin del mundo, del que son resposables Antonio Javier Sánchez Risueño Alejandro Martín Navarro y Jesús Beades . Como es una copia literal, de la que comparto sus contenidos y que lamento no tener esa capacidad para haberla creado yo, os la dejo para vuestro disfrute.

La opacidad del mundo

¿No hace nuestro actual modelo de vida muy dificil el encontrar aquellos lugares en que se revela lo fundamental y originario? Estos lugares privilegiados podrían ser, por enumerar algunos: la soledad y el silencio, la duración, la consistencia e impositividad de las cosas, el encuentro con el otro que es promesa de plenitud, etc. Estas realidades pueden ser tenidas como misterios o -mejor el término latino por las resonancias que trae- sacramentos. Sí, son como una grieta luminosa en la opacidad compacta del mundo.Pensemos en el hombre de otras épocas. Para él el silencio no era un simple paréntesis -muy a menudo oneroso- en el tráfago y el vano parloteo de lo ordinario. El silencio era el fondo desde el que se vivía. La palabra nacía de ese silencio y revelaba lo que el corazón maduraba. Fijémonos en nuestro mundo: uno no puede tomar un café en un local, arrullado simplemente por el murmullo de las voces vecinas y el tintineo de las cucharillas. Tendrás que soportar la televisión (que seguramente nadie ve) y la música radiada (que seguramente nadie escucha). Llegas a casa y es casi un automatismo poner la tele, conectar la radio... Te levantas por la mañana y se repite lo mismo. Así quedamos como abotargados o excitados, con un runrún que nos persigue incesante.El tiempo. Casi que no tenemos experiencia de la distensión inevitable en que el tiempo se abre. Vivimos en la era de lo instantáneo. No se preocupe -podría decirse- porque todo es "ahora". Dispone usted de cuanto quiera aquí, en este momento. El tiempo no se percibe y vive como un madurar, como crecimiento continuo que emerge desde el fondo inviolado e inviolable del ser. No hay espera. El tiempo no es duración que se acrisola, progresiva expansión y acendramiento. El tiempo es simple yuxtaposición, secuencia entrecortada de instantes huecos. No es un tiempo vivo, duración real (recordemos a Bergson o Machado; más aún, remontémonos hasta el San Agustín del final de "Las Confesiones"). Es un tiempo vacío, un puro pasar que nada revela.Temo ser tachado de "tecnófobo". A fin de cuentas nada es más instantáneo que internet y de ello me sirvo. No hablo desde esa perspectiva extrema. Sólo que creo que aquellos que hemos nacido, por ejemplo, después de la televisión no podremos acceder ya a una experiencia del mundo que sí tuvieron todavía nuestros abuelos y que para nosotros está definitivamente vedada. Ya veré si en lo futuro sigo por la senda abierta por estas reflexiones, no sé si demasiado ingenuas o superficiales.