1.12.08

Contar con los dedos.

Hay veces en que por más que nos propongamos enseñar algo y recurramos a estrategias metodológicas novísimas, llega de pronto alguien que te desmonta el trabajo poniendo por delante de tí un recurso, ameno, sencillo, de toda lavida, que hace que el castillo de naipes que habías creado se venga abajo.

Por eso os dejo este vídeo, que un buen amigo me hace llegar porque así le enseñaron a él esta forma de multiplicar, en el que se demuestra que el saber no ocupa lugar, y que aquello que nos decían de que usar los dedos para contar no era bueno era, cuando menos, inexacto.


video

0 comentarios: