18.7.08

Surfeando.

Surfeando, y eso que soy de "secano", me encuentro con el Blog Educadores21 en el que se hace referencia a la conferencia que Stephen Downes pronunción como cierre del Congreso Internet en el Aula, que se celebró hace unos días. Las conclusiones que aquí se exponen me parecen muy interesantes, y aunque parezca un poco cansino, creo que necesarias para cargar las pilas de nuestro loado reflexivo ahora que tenemos tiempo para ello.

Es necesario que el aprendizaje que sea más real y vivo, basado en la experiencia, no en la abstracción… el libro es abstracción, está alejado de la realidad. Podemos contar historias no sólo con la palabra: el arte, la música, el teatro, la pintura… Cuanta más interacción y cuanto más seamos parte de lo que queremos transmitir, mejor, aprenderemos más. Lo que vemos, hacemos o sentimos: es lo más real y específico para el aprendizaje.

Internet y la web 2.0 han cambiado la vida y deberían cambiar a los estudiantes también.Sin embargo, si la línea a seguir es la de generar recursos de conocimiento llamados “objetos de aprendizaje” y los colocamos en “repositorios” como una biblioteca, nos alejamos de la idea central de experimentar para aprender. El conocimiento no es un objeto, no son estático.Ya no hay 9 planetas en el sistema solar y algunos países que existían antes ahora no existen o quizás, el próximo años el hielo del Polo Norte se haya fundido ya.

Podemos pensar en el aprendizaje como un flujo, un río, no es algo que capturas, no se almacena en ningún sitio, sino que lo pruebas, metes los pies y te mojas… fluyen experiencias diferentes. Eso es aprender. En Internet podemos ver que los contenidos generados pos usuarios es lo opuesto a una biblioteca, se expande cada vez más, es una ola, hay que verlo como una ola y surfear sobre la ola, reaccionando y adaptándonos a la ola. Los contenidos no son estáticos, sino dinámicos, interactivos… idea del conectivismo (nadie almacena todo lo que tenemos que saber en nuestro cerebro porque los saberes cambian constantemente).

Participamos en una comunidad de aprendizaje, aprendiendo de la red de contactos, de la interacción con el resto de personas de la comunidad. Internet, la red de rede, es educativa. Nosotros somos el nodo en la Red que crea y pasa la información a los demás. Desaparece la distancia entre autoridad y la gente. El valor dominante es compartir contenidos, compartir el conocimiento.

Los objetivos educativos en este paradigma cambian. No se trata de enseñar contenidos que se quedarán obsoletos rápidamente sino enseñar a aprender. Además, es fundamental que enseñemos a nuestros alumnos a entender los mensajes profundos de las cosas, a cuestionar lo que nos dicen los demás, a distinguir entre la verdad y la ficción, a resolver problemas, a trabajar en equipo, a ser empáticos con los demás, a saber comunicar nuestros mensajes, argumentando, a cuidarnos y valorar lo que somos y, por último, a enseñar a vivir con sentido, ejerciendo nuestra capacidad para tomar decisiones.

1 comentarios:

Víctor dijo...

Hola Pepe, me alegro de que te hayan gustado las notas que tomé de la conferencia de Downes. El enlace correcto a mi entrada es http://victorcuevas.es/educadores21/archives/408
Te agradecería que lo pusieras.

Saludos,

Víctor Cuevas